Rendimiento: 1 kg
Tiempo de preparación: 1/2 hora
Caducidad: un mes
Ahorro: 20% con respecto al producto comercial
Ingredientes:
• 1 taza de agua purificada
• 1 1/2 tazas de azúcar blanco (refinado)
• el jugo de 1/2 limón
• 2 yemas batidas
• 3 cucharadas de miel de maíz
• 2 tazas de almendras peladas y molidas
• 1 taza de azúcar glas

Utensilios:
• 2 cacerolas de 2 litros
• aplastador de madera
• batidor de globo
• cacerola de 5 litros
• colado metálico
• molde de vidrio refractario cuadrado
• papel encerado
• recipiente de plástico con cierre hermético

Procedimiento:
1. Vierta un cuarto de taza de agua, media taza de azúcar y el jugo de limón en una de las cacerolas de 2 litros. Coloque a fuego alto y agite hasta que alcance el punto de bola dura (vea “Puntos de cocción del azúcar” en el vínculo “Procedimientos y técnicas”).
2. Reduzca el fuego al mínimo y agregue las yemas batidas, mezclando suavemente con el batidor de globo. Una vez incorporadas, retire el recipiente del fuego y manténgalo tapado para evitar que se enfríe (al producto obtenido se le llama “crema de yemas”).
3. Vierta el resto del azúcar junto con el agua restante y la miel de maíz en la otra cacerola de 2 litros y póngala a fuego alto. Cuando alcance el punto de bola dura, retire del fuego y tape para evitar que se enfríe. Debe agitarse continuamente para que tome un color uniforme.
4. Muela las almendras junto con el azúcar glas, en porciones pequeñas para no sobrecargar el motor y lograr un molido muy fino. Coloque la mezcla en la cacerola de 5 litros.
5. Ponga la cacerola con las almendras molidas a fuego medio. Cuando estén calientes, agregue la crema de yemas del paso 2 pasándola por el colador con ayuda del aplastador. Enseguida, agregue la mezcla del paso 3 e incorpore con una cuchara. Cuando todo esté bien mezclado retire del fuego.
6. Cubra el molde refractario con papel encerado y vacíe la mezcla, dejando enfriar a temperatura ambiente por un día.
7. Corte el turrón en rectángulos de 10 x 3 cm, aproximadamente.

Conservación:
Envuelva cada turrón en papel encerado y guárdelos en un recipiente de plástico con tapa hermética. Conserve en la alacena.

Recomendaciones:
• Para pelar las almendras primero colóquelas en agua hirviendo durante algunos segundos; retírelas y enseguida páselas por agua fría. La cáscara se desprenderá fácilmente con sólo oprimir con los dedos la almendra.
• Si desea intensificar el sabor del turrón, tueste las almendra peladas en el horno a 300º C. El tiempo dependerá del grado de tostado que usted desee.
• Puede sustituir la almendra por cacahuate, piñón, nuez o avellanas.
• Si se enfría cualquiera de los caramelos y adquieren una consistencia muy viscosa, caliéntelos tapados y a fuego muy bajo, para evitar que pierdan más agua.