Rinde aproximadamente 30 porciones de galletas

Ingredientes:
1 ½ taza de harina todo uso
½ taza de harina de maíz (puede sustituirse por maíz molido)
2 barras de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
½ taza de azúcar glass
2 cucharadas de jugo de limón fresco
1 cucharada de ralladura de piel de limón
½ cuchara de aceite

Azúcar glass adicional

Preparación
Precaliente el horno a 180ºC. Enmantequilla tus bandejas para hornear o colócales papel siliconado.
En un bowl combina la harina todo uso con la harina de maíz. Usando un batidor eléctrico, bate la mantequilla con el azúcar hasta que quede suave. Agrega el jugo de limón, la ralladura y el aceite. Bate hasta que la mezcla quede cremosa. Agrega de poco a poco las harinas a esta mezcla hasta que queden bien integradas y refrigera por los menos 45 minutos.

Con una cuchara toma una porción de la masa y forma pequeñas bolitas y colócalas en las bandejas dejando 1 cm de separación entre cada galleta.
Cocina las galletas alrededor de 23 minutos o hasta que estén doradas. Una vez fuera del horno pásalas a una rejilla para que se enfríen uniformemente. Espolvoréalas con azúcar glass.