Cómo inhabilitar la inspección de controladores de Windows XP.
Windows XP incorporó un sistema de firma digital para los controladores (o
drivers). Para que un controlador sea aceptado por Windows XP sin problemas, éste debe poseer un certificado digital que garantiza que ha sido probado por los laboratorios de Microsoft y es totalmente compatible con el sistema operativo. Supuestamente, esto garantiza que no tendremos problemas con el software.

Si queremos instalar un driver no certificado, podemos hacerlo, pero Windows nos advertirá con un cartel de error que esto podrá traernos problemas en el futuro.
No obstante, no debemos asustarnos. Por ejemplo, la mayoría de los drivers para placas de video NVIDIA no están certificados por la sencilla razón de que existen tantas versiones, que los fabricantes no llegan a certificarlas.

Para inhabilitar la inspección de controladores no certificados, deberemos hacer clic derecho en el icono de Mi PC y elegir [Propiedades]. Una vez allí, en la pestaña [Hardware], deberemos presionar el botón [Firma de controladores].
Donde se nos pregunta [¿Qué acción desea que realice Windows?], conviene seleccionar [Ninguna: instalar el software sin pedir mi aprobación]. De esta manera, no volveremos a recibir advertencias sobre los drivers.