¿Quieres escribir mensajes secretos y misteriosos sin que nadie pueda leerlos?Primero, debemos fabricar tinte invisible. ¡Es muy fácil! Se elabora con zumo de patata y utilizando la patata como tintero.

Dile a mamá o papá que coja una patata grande y le corte la base y el casquete. Pon una patata de pie, hazle un orificio en la sección superior y exprime el interior el líquido de las dos piezas cortadas.

Luego, humedece un palillo en el zumo de patata y escribe sobre un trozo de papel blanco y liso.

Cuando se haya secado, la tinta será totalmente invisible y el mensaje solo se podrá ver si se calienta el papel en el horno durante unos minutos a 125º.

También se puede utilizar zumo de limón, de cebolla o coca-cola. Para hacer visible la escritura, calienta el papel siguiendo el mismo procedimiento.

¡Ahora ya puedes mandar mensajes secretos a tus amigos!