Beba lentamente un vaso de agua
Mantenga una cucharadita de azúcar dentro de la boca, y chupe lentamente
Aguante la respiración lo más que pueda, repita hasta que el hipo se haya ido
Respire dentro de una bolsa de papel.