El té es una infusión de las hojas y brotes de la planta del te (Camellia sinensis). La palabra té es de origen chino y tiene varias pronunciaciones según el dialecto utilizado. De ellas, dos se exportaron a otros países: “cha” y “te”. Algunas lenguas tomaron la forma “te”, como el español o el inglés, y otras tomaron la forma “cha”, como el japonés, ruso o portugués.Designaciones

La planta del té es un arbusto. El té es la infusión preparada con sus hojas secas molidas o brotes del arbusto Camellia sinensis o Camellia viridis en agua caliente, que se usa como bebida, en usos de estimulante, estomacal y alimentario. El té puede también contener otras hierbas, especias o frutas usadas como saborizantes. Las hojas son siempre verdes, lanceoladas hacia adelante e incluso del revés u oblongoovadas, de unos 4 cm de ancho y entre 3 y 12 cm de largo, sobre las que destaca una fuerte nerviación. Las flores están en grupos de 2 ó 3 o bien aisladas, de color blanco, inclinadas hacia abajo, y son aromáticas. Las flores de Camellia japonica son erguidas.

Cultivo y clasificación

El té proviene principalmente de la China continental, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia y Kenia.

Los cuatro tipos principales de té se distinguen según su procesamiento. Camellia sinensis es un arbusto, cuyas hojas, si no son secadas apenas se recolectan, comienzan a oxidarse. Para prevenir este proceso de oxidación se calientan las hojas con el objetivo de quitar su humedad.

• Té blanco. Hojas jóvenes (brotes nuevos del arbusto) que no se han oxidado; los brotes pueden haber sido protegidos del sol para evitar la formación de clorofila.

• Té verde. Sin oxidación. Un favorito en Asia, té verde es así denominado porque las hojas se secan y son fragmentadas rápidamente después de ser recogidas. El té hecho de estas hojas es templado y más fresco en el sabor que otros tipos de té. A causa de esto, el té verde generalmente no se sirve con leche ni azúcar. Algunos tipos de té verde son Gunpowder, Sencha, y Gyokuro, un té japonés también conocido como té de rocío de perla. • Té de invierno. Hojas viejas tostadas sobre fuego. Popular como alimento macrobiótico en Japón. • Té negro. Oxidación sustancial. Realmente un té marrón, rojizo y oscuro cuando se hace, el té negro totalmente condimentado es popular en naciones Occidentales. Es té muy procesado y más fuerte condimentado. Después de que las hojas se escogen, se fermentan en el sol abierto siendo secado antes. El tamaño de las hojas de té determina la graduación de té negro. Las variedades negras comunes del té incluyen Ceilán, Assam, y Darjeeling, considerado por muchos el té negro más fino.

Producción del té

Las hojas de té se procesan para producir el té verde o negro. La fabricación del té negro comienza con el proceso de “desecado” de las hojas, sea en forma natural o con aire caliente. Luego del desecado, hay que pasar el material entre los rodillos para exprimir los jugos y golpearlo para romper las hojas. Después se ciernen y se fermentan para lograr la calidad del producto final. Entonces, hay que secar, graduar y clasificar el té fermentado para empaquetarlo. El té verde se prepara, calentando las hojas, sea en platos calientes o con vapor, las hojas se apisonan con el rodillo, se calientan y se

El té y la salud

El consumo de infusiones, tizanas o tés preparados con plantas medicinales es muy frecuente en México, tanto por motivos culturales como por su eficacia, avalada en muchas ocasiones por investigación científica. Empero, su administración requiere cuidado y conocimiento pues su mal uso puede ser contraproducente.
Colocar hierbas o sus partes en agua caliente para producir infusiones es la manera más común de acceso a las plantas medicinales, las cuales, de acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveladas en 1999, son utilizadas por 80% de la población mundial para satisfacer o complementar sus necesidades de salud. Incluso para muchos médicos es común que, en el momento en que recetan un medicamento, sus pacientes les pregunten si hay alguna alternativa natural para tratar la enfermedad; el hecho no es de extrañar si partimos de que el uso de plantas medicinales es una costumbre histórica de la humanidad y en particular de la población mexicana, que ha desarrollado una de las herbolarias más complejas del mundo, tanto porque su práctica se remonta a varios siglos antes de la conquista como por la gran diversidad de plantas de que dispone.

Principales tés y sus aplicaciones

Aunque en sentido estricto la palabra té se refiere a la infusión obtenida de las hojas secas de la Camellia sinensis, conocida también como té negro, en México se llama té por analogía a las infusiones o tizanas de hojas como hierbabuena, cortezas como canela, flores como manzanilla, bulbos como el ajo u otras.

La elaboración de este tipo de fórmulas es básicamente la misma: en un recipiente se calienta el agua hasta el punto de ebullición, se apaga y se vierten los compuestos vegetales; la elaboración se tapa durante unos 5 minutos y se sirve. No se recomienda que el agua hierva junto con las hierbas, pues pueden adquirir sabor desagradable.

A continuación se presentan una lista de los productos más empleados, sean solos o en combinación:

• Ajenjo. Útil en padecimientos como cólicos, bilis e indigestión; estimula el apetito, elimina lombrices intestinales y gastritis.
• Ajo. Se usa en el control de la presión arterial o como antiparasitario. Estimula el apetito, activa la digestión y ayuda en asma.
• Albahaca. Bueno en trastornos nerviosos y digestivos como dispepsias nerviosas (cuando estómago e intestinos tienen dificultad para digerir); también estimula la producción de leche materna.
• Árnica. Usos: heridas, contusiones, esguinces, dolores reumáticos, cólicos menstruales, gastritis y úlceras.
• Boldo. Empleado para limpiar y contrarrestar enfermedades de hígado y riñones, así como para atender hidropesía (acumulación de agua en el abdomen) y dolores reumáticos.
• Canela. Indicada para aliviar problemas de fiebre y estomacales.
• Epazote. Útil en la eliminación de parásitos intestinales; también sirve como antibiótico en padecimientos digestivos y para aliviar trastornos menstruales.
• Eucalipto. Ideal en la atención de vías respiratorias; tanto bebido como en inhalaciones ayuda a descongestionar y eliminar los síntomas de gripe y resfriado.
• Flor de azahar. Buen sedante nervioso, adecuado para estados de tensión y estrés, así como trastornos estomacales.
• Gordolobo. Se utiliza para atender trastornos de las vías respiratorias: tos, bronquitis e inflamación de las mucosas.
• Hierbabuena. Adecuada para problemas digestivos y estomacales, es utilizada también para eliminar parásitos.
• Hinojo. Para aliviar gases intestinales, indigestión, dolor de estómago, molestias en la garganta y encías, y para disminuir los niveles de ácido úrico.
• Hojas de naranjo. Muy utilizado como tranquilizante nervioso; ayuda a regular el ritmo cardiaco.
• Limón. Estimula la digestión; asimismo, es sedante, tranquilizante y ayuda a aumentar la secreción de orina (diurético).
• Manzanilla. Indicada para trastornos digestivos y posee efecto sedante que ayuda a controlar el nerviosismo.
• Romero. Útil en catarro, gripe, dolor reumático, indigestión, fatiga y pérdida de la memoria; además es buen diurético y en general mejora el funcionamiento del sistema nervioso.
• Ruda. Estimula el flujo menstrual, es buen tónico circulatorio y se usa para atender tos y algunas inflamaciones.
• Tila. Bueno para enfermedades nerviosas, dolor de cabeza, alteración del ritmo cardiaco, indigestión y vómito nervioso. También se emplea en hipocondría (trastorno en que la persona cree tener los síntomas de una o más enfermedades sin padecerlas en realidad).
• Toronjil. Empleado en estados nerviosos, afecciones digestivas (cólicos, dolor de estómago y bilis), dolores reumáticos, golpes y para calmar sustos.
• Valeriana. Sedante, baja la presión arterial, es diurética y ayuda contra el insomnio.