Si usted presenta un peso normal, se recomienda consumir diariamente lo siguiente:LÁCTEOS: CUATRO PORCIONES AL DÍA

Los lácteos son una fuente importante de calcio, proteínas, vitaminas A y D. Prefiera aquellos enriquecidos con calcio (extracalcio).

Si usted presenta sobrepeso o colesterol elevado, puede consu- mir leche semidescremada o descremada y yoghurt dietético.

Una porción equivale a:

Leche 1 taza 200 cc
Leche cultivada 1 taza 200 cc
Quesillo 1 trozo grande 50 g
Queso 1 rebanada 60 g
Yoghurt 1 unidad 175 g

CARNES: UNA A DOS PORCIONES AL DÍA

Una porción equivale a:
Almejas 5 unidades 100 g
Camarón o langostino 20 unidades 90 g
Cerdo (pulpa o filete) 1 trozo regular 100 g
Choritos 10 unidades 130 g
Jaibas 1 porción regular 100 g
Jamón de pavo 3 rebanadas 75 g
Locos 2 unidades 100 g
Machas 6 unidades 130 g
Pavo 1/2 pechuga chica 120 g
Pescado 1 porción regular 150 g
Pollo 1/2 pechuga chica 100 g
Vacuno 1 bistec regular 100 g
Vísceras (pana/riñones) 1 porción regular 120 g

Los productos cárneos aportan proteínas, minerales y vitaminas. También es muy importante el consumo de pescado, por lo menos una vez por semana. El tipo de grasa que este contiene ayuda al desarrollo normal de la visión del bebé.

VERDURAS: CINCO A SEIS PORCIONES AL DÍA

a) Bajas en hidratos de carbono. Una porción equivale a:

Acelga 1/3 taza cocida 100 g
Achicoria 1 plato sopero 200 g
Alcachofa 1 unidad 60 g
Apio 1 porción grande 200 g
Berenjena 1/2 unidad 100 g
Betarraga 1 unidad 70 g
Brócoli 1 taza cocido 100 g
Champiñones 1 porción grande 130 g
Espárragos 12 unidades 200 g
Espinacas 1/2 taza cocida 100 g
Lechuga 1 plato sopero 200 g
Pepino 1 unidad 200 g
Pimentón 1/2 unidad 40 g
Poroto verde 1 taza cocido 100 g
Rabanitos 15 unidades 150 g
Repollo 1 porción regular 100 g
Tomate 1 unidad 150 g
Zanahoria 1 unidad 60 g
Zapallo 1 trozo chico 80 g
Zapallo italiano 1 unidad 200 g

Las verduras son una fuente importante de vitaminas, minerales, carbohidratos complejos y fibra. Prefiera su consumo en crudo para evitar la pérdida de vitaminas que se produce con la cocción. Se recomienda su consumo abundante, pues ayuda a evitar el incremento excesivo de peso y la constipación.

Aquellas personas con sobrepeso o diabetes deben restringir el consumo de las verduras ricas en hidratos de carbono.