1. Ponemos las clavijas en la base siguiendo el patrón elegido. Hemos puesto una v con 5 clavijas y otra clavija en el vértice opuesto.

2. Cogemos la bobina de alambre y hacemos un bucle en el extremo con las tenazas de puntas cónicas. Fijamos ese bucle en la clavija que tenemos en la esquina al otro lado de la v. El bucle debe ir como si lo hubiéramos hecho en sentido contrario a las agujas del reloj.

3. Llevamos el alambre bien estirado hasta la primera clavija de la derecha de la v. Giramos el alambre alrededor de la clavija en sentido contario a las agujas del reloj. Lo hacemos en el mismo sentido en cada clavija hasta llegar de nuevo a la primera.
Debemos apretar con los dedos hacia abajo para que los puntos donde se cruza el alambre no queden sueltos y flojos.

4. Damos una vuelta alrededor de el alambre para rematar el final y cortamos el hilo con los alicates de corte. Ya tenemos el abalorio de alambre terminado.

5. Hacemos otro para tener la pareja utilizando las clavijas en la misma posición. Ahora vamos a utilizarlos para hacer unos pendientes.
6. Introducimos un extremo del alambre por una cuenta de cristal torneada y hacemos un bucle al final utilizando las tenazas de puntas cónicas.

7. Agarramos el bucle perpendicularmente al mismo y giramos para conseguir una espiral. Podemos usar una tenaza de puntas de nylon para evitar marcar el alambre al girarlo. En caso de no tener esta herramienta podemos hacerlo con una tenaza lisa con mucho cuidado o utilizar nuestras manos para agarrarlo. Hacemos una espiral de unas 5 vueltas, podemos hacerla más grande o más pequeña a nuestro gusto.

8. Ponemos la cuenta de cristal justo encima de la espiral y hacemos un bucle o anilla en el otro extremo del alambre con las tenazas cónicas. El bucle o anilla de arriba debe quedar perpendicular a la espiral de abajo para que se vea bien la espiral al colgar la cuenta del pendiente.

9. Repetimos los pasos 6, 7 y 8 hasta tener las 6 cuentas de cristal con una espiral y un bucle.
10. Colgamos cada fornitura de alambre creada en el jig de un gancho de pendiente. Para ello se abre la anilla de arriba hacia un lado con la tenaza lisa, se engancha la fornitura y se vuelve a cerrar la anilla.
11. Colgamos las cuentas con espirales de las fornituras de alambre que hemos hecho en el jig. Se hace igual que en el caso anterior, abriendo las anillas hacia un lado y cerrándolas después.