Vitaminas esenciales, fibra, potasio y fitoquímicos. Una porción de las fresas -cerca de 8 fresas- es una fuente excelente de la vitamina C, de hecho, una porción de fresas proporciona más vitamina C que una naranja.

Componentes:
Fibra, que es considerada por la American Heart Association importante para la salud del corazón, estudios epidemiológicos divulgan que las personas que comen cantidades más altas de fibra total tienen un riesgo menor a padecer enfermedades cardíacas.

Potasio, es un alimento importante para balancear los electrólitos, pues ayudan a las contracciones de los músculos y a mantener una presión arterial sana.

Los antioxidantes (incluyendo vitamina C) son dominantes a la guardia de enfermedades crónicas y ayudan a promover una salud óptima. Las fresas son una fuente excelente de vitamina C. Se ha demostrado que los antioxidantes de las fresas son absorbidos eficientemente en el plazo promedio de una hora después de ser ingeridas.

En un estudio reciente las fresas ocuparon el segundo lugar entre las diez frutas superiores en la capacidad antioxidante (TAC), razón por la que pueden ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Además de los alimentos tradicionales, las fresas son también ricas en compuestos fenólicos, tales como flavonoides, que son la centralidad del estudio debido a sus características antioxidantes, anticancerígeno y antimutagénico. La mayoría de flavonoides de las fresas son “anthocyanins”, el compuesto responsable de las tonalidades azules, rojas y púrpuras de bayas, de uvas y de otras frutas.

Las fresas están fijando la dirección de la investigación de la nutrición en el siglo XXI. Los especialistas en nutrición están mirando hoy más allá de las vitaminas y minerales tradicionales para caracterizar y para entender las acciones de centenares de otros compuestos en los fortalecedores de plantas, así como la energía protectora de los alimentos. Las fresas son uno de los “paquetes” naturales más sanos de alimentos energéticos, y aunado a eso, cabe destacar que también son deliciosas.

Las fresas y su función cognoscitiva
Las funciones principales cognoscitivas que han arrojado los estudios se relacionan con la tensión oxidativa y la inflamación. Debido a sus altos niveles de propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, las fresas han sido estudiadas para analizar su capacidad de prevención o retardo en la aparición de signos de la edad.
Investigadores del USDA Human Nutrition Research Center on Aging at Tufts University han demostrado que el extracto de la fresa retarda la declinación relativa a la edad en la función cognoscitiva, tales como: 1) apariencia de envejecimiento; 2) reparación y regeneración de células; y3) resistencia a la tensión o a la inflamación oxidativa.

Las fresas y la prevención de cáncer
Las fresas contienen una multiplicidad de compuestos anti cancerígenos, incluyendo vitamina C, antiocianinos, quercetina, caempferoles y ácido elágico. Muy pocos alimentos o sus compuestos han demostrado reducir el riesgo de algunos cánceres. Sin embargo, las fresas y/o sus componentes han demostrado ser promesa en cultura celular y en estudios epidemiológicos. La California Strawberry Commission está apoyando estudios en cáncer del esófago y oral en cooperación con el programa de químicopreventor del cáncer de la Universidad de Ohio.

Las fresas y la salud del corazón
Las investigaciones están también evaluando el consumo de fresas y su impacto en la presión arterial, los niveles del colesterol y los marcadores inflamatorios que son conductores de la enfermedad cardíaca.

Características y propiedades de las fresas:

* Tienen más vitamina C por la porción que una naranja
* Son naturalmente bajas en azúcar -solamente 8 grs. por porción-
*Ocupan el segundo lugar entre las diez frutas con mayor capacidad antioxidante (TAC)
* Ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer y de tensión arterial baja